¡Vamos al casino en un crucero!

El negocio de los juegos de casino, no está limitado a la superficie terrestre. En las cubiertas de los amplios cruceros, los huéspedes siempre pueden jugar a la ruleta, acercarse al "bandido de un solo brazo" e intentar probar suerte durante un largo viaje.

Los propietarios del negocio turístico están tratando de equipar una sala de juegos no solo en enormes y cómodos buques, donde los ricos dan la vuelta al mundo, sino también en modestos barcos a motor, veleros y yates. Los fanáticos de los juegos de azar están completamente felices. En cuanto a la tributación, aquí funcionan las leyes del departamento marítimo. Por lo tanto, los propietarios de negocios de juegos de azar en el mar no pagan tarifas tan altas como las de los casinos terrestres. En cualquier puerto, la sala de juegos está cerrada; de lo contrario, puede tener problemas y multas graves relacionadas con la severa violación de las leyes del país donde está atracado el barco. Hay varios puertos donde no se aplican estas prohibiciones y restricciones. Pero es allí donde las rutas de viaje rara vez se establecen.

rating casino

La entrada al casino para los huéspedes que buscan entretenimiento de juego a bordo suele ser gratuita. Este establecimiento de juego "acuático" es diferente a los casinos terrestres. Basta con canjear la cantidad mínima de dinero en efectivo por las fichas del casino marítimo y comenzar el juego. A menudo sucede que la cantidad de mesas de juego es ligeramente menor que la cantidad de entretenimiento disponible. Por lo tanto, a veces los invitados tienen que elegir entre sus juegos favoritos. Por cierto, los representantes de diferentes nacionalidades y residentes de diferentes continentes no están de acuerdo con sus preferencias. La ruleta no puede presumir de una atención absoluta entre los pasajeros de un crucero, el póker y sus variedades son más populares. Fuera de la competencia, siempre ha habido y quedan las máquinas tragamonedas. En el agua, los cruceros presentan tragamonedas en toda su diversidad.

Los turistas que no buscan diversión extrema por dinero, sino que solo quieren relajarse, también pueden visitar el casino flotante. Se les permite chatear con los visitantes, beber en el bar e incluso tomar fotos. Pero en el continente, la institución de juegos de azar es mucho más rígida y las reglas son más estrictas. Pero en el sector de los viajes, los novatos en el juego son mucho más que profesionales. Los jugadores inexpertos y simplemente curiosos están felices de aprender los conceptos básicos de este o aquel juego, comúnmente utilizan bonificaciones atractivas. El pasajero, que cruzó el umbral de los establecimientos de juego por primera vez, casi nunca tropezará con un profesional, que le ganará no solo a él, sino también al casino flotante. Como regla general, los grandes jugadores prefieren jugar ,por sus leyes, en establecimientos terrestres, donde no estarán limitados en tiempo ni dinero. ¡Buena suerte!

Log in with Instagram

Resume your Instagram session

User Profile Picture Another account